Promete facilidad de uso, resistencia a choques y múltiples opciones para ensamblarlo.



Drones hay muchos, y Airblock quiere hacerse un hueco en este concurrido segmento con una propuesta modular, programable y de bajo coste. Pero para poder salir al mercado, se están apoyando de la plataforma de Kickstarter.

La magia del Airblock radica en sus módulos que se unen por medio de un sistema de imanes que, además, facilitan su armado en caso de accidente, ya que utiliza plástico resistente en cada módulo.

El sistema modular permite que, adicional al modo de dron volador, el Airblock pueda ensamblarse en distintas modalidades para construir vehículos terrestres o acuáticos.

Los creadores de Airblock quieren que controlar y programar este dron sea literalmente cosa de niños, por lo que han desarrollado una suite de fácil uso.